Aplicar un impermeabilizante, evita filtraciones de agua que pueden dañar la estructura de naves industriales y locales desde paredes, cableado, maquinarias, entre otros. Es importante realizar este proceso desde la etapa de construcción de un inmueble, ya que de no ser así, se deberá realizar lo más pronto posible para proteger la construcción en un futuro.

Existen diferentes tipos de impermeabilizantes para techos, jardineras, cimentaciones y muros; hay impermeabilizantes con durabilidad de, 5, 10 y 15 años. Los más recomendados son aquellos de alta calidad, durables, y con acabado estético.

Contamos con sistemas especificos ideales para edificaciones y obras civiles, para reparar o prevenir daños, reduciendo costos para mantenimiento y reparaciones futuras.